36º Aniversario
Centro de Vida Cristiana
"Confirmando el ánimo de los discípulos"

 

 
css

 

 
facebook imprimir Imprimir  
 

 


“Confirmando el ánimo de los discípulos”, estas palabras fueron experimentadas en cada uno de los días de nuestra celebración. Un fin de semana lleno de bendiciones y de la provisión que Dios trajo a nuestra iglesia CVC Xola en su 36 aniversario, a través de nuestro invitado especial, el pastor Manuel Martínez.

 

 

Aquiles

Hugo

Manuel

manuelyesposa


El viernes por la noche tuvimos una asistencia de 226 personas, en nuestra cena de aniversario. Después de disfrutarla, el pastor Manuel Martínez, inició su mensaje comentando, que desde enero que fue invitado a venir a predicar, él buscó de Dios para que le diera el mensaje para CVC Xola; y el Señor le mostró que todavía hay mucho crecimiento por delante y mucho que hacer en la obra de Dios. “Eres un adolescente y tienes que crecer”

Para alcanzar este crecimiento y desarrollo que Dios desea de nosotros, necesitamos entender que Dios, es un Dios de principios y procesos. El principio del crecimiento y desarrollo en la obra de Dios es: no afanarse, ya que la obra es de Dios. De acuerdo al libro de Mateo 6:25-34 lo que debemos hacer más bien, es considerar (versículo 28), lo cual significa: examinar con exactitud, aprender e investigar con dedicación. Este es el compromiso que CVC Xola tiene para con Dios, en esto es en lo que él desea nuestro crecimiento.

¡Es tiempo de transición y de crecimiento! Dios hará algo en CVC Xola y por ello debemos conocer el tiempo de nuestra visitación.

 

 

manuel3

32-2

03-04

Aqiles2

06-3

11

01-3

05-2

26-7

56-6

24-2

28

01-6

57

48

39

50-3

50-2

52-5

51-3

59-6

17

46-2

54-6

49

49-3

55-6

12-2

18-3

51-6

38-6

42-6

10-6

37-6

03-6

02-9

02-8

02-7

01-7

02-6


El sábado por la mañana, continuamos recibiendo la bendición de Dios a través del pastor Manuel Martínez, en esta prédica dedicada a los servidores de la iglesia y con una asistencia de 315 personas, el mensaje se centró en el buen trabajo que como iglesia realizamos al formar discípulos. Somos simples servidores de Dios y esto es maravilloso, porque en la simpleza está la grandeza. Las grandes cosas del Señor vienen en presentaciones simples. Basándose en el pasaje de 1ª Corintios 4:1-5 nos animó a deleitarnos en hacer las cosas para Dios y no buscar la aprobación de los hombres, sino la de Dios. Es nuestro deber que el proceso de CVC Xola sea: continuo y sin obstáculos; eficaz, sano y efectivo; con pequeñas acciones continuas, ligadas al crecimiento.

La monotonía y la rutina obstaculizan el avance de la obra. Si todo está funcionando bien y tenemos todas las respuestas, algo está mal. No estamos buscando el crecimiento y nos encontramos estancados, ya no hay esfuerzo alguno. Debemos arrepentirnos y buscar la sabiduría de Dios para aprovechar los tiempos que él nos está dando. Enséñanos de tal modo a contar nuestros días, que traigamos al corazón sabiduría. Salmo 90:12

El sábado por la tarde, llenos de gozo y con grandes expectativas nos reunimos 411 personas para continuar recibiendo los regalos y las bendiciones en nuestra celebración. La palabra que nos dio el pastor Manuel Martínez, nos animó a reflexionar en la manera en la que estamos viendo al Señor, ya que ésta va a determinar la repercusión en la obra y la influencia que alcancemos como iglesia. Es necesario que entendamos que Nuestro Dios, es un Dios de generaciones Éxodo 3:15, por ello, él disfruta cuando le pasamos la estafeta a otros.

Después de esta palabra, subió al pódium nuestro pastor Aquiles Maza y se dio inicio a la ceremonia de ordenanza de nuevos ancianos. Un momento sumamente emotivo, cuando Ramsés Santos Villanueva y Alejandro Herrero Granados, fueron reconocidos como ancianos de nuestra iglesia, como resultado del fruto de sus vidas y lo que Dios ha hecho en ellos. Acompañados de sus esposas Cecilia Santos Villanueva y Claudia Hernández Obregón, respectivamente, dieron lectura a sus votos para con Dios y con su Iglesia y sellaron su compromiso con su firma. Después fue llamado el presbiterio a subir al pódium y oraron por ellos y les dieron palabras de parte de Dios, para animarles y fortalecerles en el ministerio que recibieron.

La iglesia expresaba su gozo y emoción, con aplausos, abrazos y palabras, para cada uno de ellos. Por largos minutos las filas parecían interminables, pues todos deseábamos felicitarles y mostrarles también nuestro compromiso . Fue un momento de gran regocijo al ver la fidelidad y el amor de Dios, en nuestros hermanos y sus esposas. ¡Damos muchas gracias a Dios, nuestro Dios de generaciones!

 

 

16-3

37-2

26

12

42-2

16

css2

38-4

52-2

30-3

44-2

53-2

11-3

15

17-2

03-3

19-3

10-2

04-3

19-4

45-3

55-2

52-3

51-5

45


Finalmente el domingo por la mañana y acompañados por algunos miembros de otras de nuestras iglesias, nos reunimos en el Salón de los Espejos 1200 personas, para continuar con nuestra gran celebración. En el tiempo de la alabanza, el Espíritu del Señor se movió y trajo palabras proféticas en las que nos dijo: “Estoy derramando de mi Espíritu sobre niños, varones y mujeres, para enviarles a todo lugar a predicar el evangelio”, la otra Palabra fue: “Yo te estoy dando sanidad en esa enfermedad que el hombre te ha dicho que no hay cura. Traigo además libertad, fe y consuelo; rompo las cadenas que te atan y te envío a dar esta libertad y este consuelo a los demás”.

El pastor Hugo Miranda, animó a las personas que creyeran que esta palabra fuera para ellos, a que pasaran al frente, si reconocían de parte de Dios un llamado para ir a las naciones. Cerca de 90 personas entre varones y mujeres, profundamente conmovidos por el Señor, respondieron al llamado; y fue muy impactante observar como algunos niños, también pasaron al frente, visiblemente tocados por el Espíritu del Señor. Pudimos comprobar que Dios, es un Dios de generaciones.

Después de recibir la bendición de su presencia y poder adorarle en medio de nuestro tiempo de alabanza, se presentó el reporte anual de todo lo que Dios nos ha permitido hacer durante este año, lo cual nos animó profundamente, pues nos muestra su amor y fidelidad.

Posteriormente el pastor Manuel Martínez ministró la Palabra del Señor y en momentos nos compartió su impactante testimonio. Nos recordó que Dios es un Dios de procesos y leyes, que a veces nuestra percepción no es la correcta y debemos cambiarla para poder ser llevados por Dios a ese crecimiento y avance que él desea darnos en los años que están por venir. Tomando como base el pasaje del “hijo pródigo”, nos llevó a la reflexión sobre la actitud de ambos hijos. El que regresa a casa nos enseña que: es necesario reconocer y asumir las faltas: se requiere valor para hacerlo; el arrepentimiento nos permite recibir la gracia de Dios. Esta historia muestra el corazón de Dios, quien se regocija con nuestro arrepentimiento y nos brinda su gracia y perdón, con los brazos abiertos.

En énfasis del mensaje para nosotros iglesia CVC Xola, se encuentra en el hijo que se ha quedado, el cual de acuerdo a este pasaje, se ha dedicado a atender los negocios de su Padre; sin embargo, no se ha preocupado por ver el corazón de éste y saber qué es lo que anhela.

Necesitamos conocer el corazón de Dios, no solamente hacer las cosas correctas. Debemos esforzarnos en conocer Su voluntad y complacer su corazón. ¿Estamos entendiendo lo que Dios quiere, valorando su corazón y sabiendo lo que él espera de nosotros? O estamos distraídos en nosotros mismos y más atentos a nuestra frustración. Si el hijo que permaneció, se hubiera preocupado por conocer el corazón de su padre, se habría alegrado con el regreso de su hermano y con el gozo que esto producía en el corazón de su padre, no estaría en la queja y el reproche, disfrutaría de la presencia y las riquezas de su Padre, de trabajar en sus negocios, pero sobre todo disfrutaría de complacer su corazón.

El Espíritu de Dios siguió haciendo Su obra y cuando se llamó a las personas que no habían experimentado su amor, a ponerse de pie y pasar al frente, Dios derramó de su amor en ellos. Cuando se llamó a las personas que debían arrepentirse de buscar reconocimiento personal, Dios quebrantó corazones y trajo libertad; finalmente Dios llamó a los que no se habían comprometido verdaderamente con él, a que hicieran un compromiso genuino y muchos fueron tocados y renovados por el Señor. En medio de lágrimas de gratitud y gozo, el amor de Dios y su perdón llenó el corazón de los que respondieron a su llamado.

Un fin de semana lleno de bendiciones y promesas, el ánimo de los discípulos fue confirmado por el Señor, ¡lo mejor está aún por venir!.

 

 

06

03

00

01

05

29

21

24

47

44

36

38-2

54

52

51

51-2

03-2

06-2

57

58

59

58-2

56

55

58-6

54-2

51-4

50

53

43

42

41

50-4

38

38-3

37

40

36-2

37-3

30

35

30-4

30-2

27

30-5

26-2

25

26-3

28-2

24-3

23-6

22

24-6

18

19-6

18-2

19-2

13-

12-3

11-2

16-2

08

04

2

10

02

03-05

01

    13 noviembre 2019

Todos los derechos reservados